Rumores chinos

 

> Un artículo de Antonia del Olmo

> Delegación Diocesana de Migraciones

 

 

 

El tema de los negocios chinos en España es un tema que causa mucha polémica entre los ciudadanos debido a la cantidad de negocios chinos en el país y su rápida expansión. Circula el rumor de que los «los chinos no pagan impuestos» y se dice que la multiplicación de negocios regentados por la población china se debe a esto y a que reciben un trato de favor que les permite adquirir locales y montar restaurantes y tiendas.

¿La realidad? Todas las personas de origen chino, o de cualquier otro origen, que permanezcan dentro del territorio español más de 185 días tienen la obligación de pagar sus impuestos aquí. Los ciudadanos asiáticos están obligados a tributar. Como el resto de los ciudadanos residentes en España que inicien una actividad empresarial y como cualquier persona que monte un negocio en España, están sometidos a las mismas obligaciones para con el IVA y el IRPF, además de estar obligados a dar de alta a sus trabajadores y a tributar como los demás.

La mayoría de personas de China que llegan a España lo hacen para iniciar actividades empresariales, lo que beneficia al país por la aportación vía impuestos o la creación de empleo. Casi todas las personas de origen chino que trabajan en nuestro país lo hacen como autónomos y suelen incluir a su cónyuge como autónomo colaborador, cotizando también a la Seguridad Social por ello. Además, hay que decir que estos también tienen que pagar otros gastos de agua, luz, etc. De las 97 664 personas chinas dadas de alta en la Seguridad Social, 50  344 eran personas por cuenta propia (junio de 2016). Además, el paro es prácticamente inexistente entre la comunidad china, por lo que apenas reciben prestaciones por desempleo.

Se dice también que los chinos obtienen beneficios fiscales porque cambian de negocio en un período corto de cinco años, lo cual es una verdad a medias, puesto que cualquier empresa obtiene bonificaciones los primeros cuatro años de funcionamiento en el Impuesto de Actividades Económicas, pero las empresas que están obligadas a pagarlo han de facturar más de un millón de euros al año, cosa que no suele suceder con la mayoría de los comercios chinos.

También existe un convenio entre China y España para evitar la doble imposición en materia de impuestos, pero dicho convenio también está firmado con otros 70 países de todo el mundo.

Es cierto que la comunidad asiática en España, salvo en raras ocasiones, acudirá al banco a pedir un crédito bancario. Esto se debe, al hecho de que los chinos tienen un mecanismo de préstamo entre amigos y parientes gracias al sistema «guanxi», un término que hace referencia a las redes de contacto e influencia de los chinos basadas en un principio de confianza y que les permite disponer de dinero.

Lo que sí es cierto es aquel dicho de «trabajar como los chinos» para referirse a alguien de vida laboral intensa. Los chinos son personas trabajadoras y emprendedoras, algo a lo que hay que unir que tienen muy presente la cultura del ahorro y que por ello gastan poco dinero en ocio. Todo se debe a su espíritu emprendedor, motivado por su creencia de que el riesgo trae consigo oportunidades.

La ciudadanía china representa una fuerza productiva de importancia para España, donde cada vez la población es más envejecida. Edad media de la población china en España es de 30,4 años y la edad media de la población española es de 43,4 años.

Suele, también, haber comentarios relativos al incumplimiento por parte del empresariado chino de los horarios laborales. Sin embargo, la libertad horaria es bastante generalizada ya en España y depende de las comunidades autónomas. Por ejemplo en Andalucía, cualquier comercio puede abrir un máximo de 90 horas a la semana en días laborables (15 horas al día de media) y 10 festivos al año. Además, los comercios que no formen parte de grandes grupos y tengan menos de 300 metros cuadrados tienen libertad horaria, así como los ubicados en zonas de gran afluencia turística.

Además, el dinamismo del tejido empresarial chino en nuestro país es elevado, pero no podemos olvidar las aportaciones sociales y culturales que son inherentes al fenómeno migratorio, y que suponen un enriquecimiento tanto para la sociedad de acogida como para las personas inmigrantes.

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps