ORACIÓN DIARIA

 

 

 

 

 

 

 

SOLEMNIDAD DE CRISTO, REY DEL UNIVERSO

 

Evangelio

"/«Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria y serán reunidas ante él todas las naciones. “Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme”. “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?”. Y el rey les dirá: “En verdad os digo que cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis”. (Mt 25,31. 34-40)

 

Comentario

Fuiste Tú, Señor, quien multiplicó el pan y sació el hambre de la multitud. Tú le ofreciste a la mujer samaritana el agua viva para saciar su sed. Tú eres el buen samaritano, que unges nuestras heridas con el aceite de Getsemaní, y  con el vino de la cena santa. Te hiciste huésped y anfitrión de publicanos y pecadores y partiste el pan santo en la posada de Emaús. Acogiste los ruegos de la mujer sirofenicia, de la cananea, del centurión romano, personajes extranjeros, que acudieron a ti y no los rechazaste. Te despojaron de tus vestidos y nos dejaste la túnica de tu sagrada humanidad para revestir nuestra desnudez. Pasaste haciendo el bien y curando a muchos de sus enfermedades del alma y del cuerpo. Y proclamaste el año de gracia para librar de toda esclavitud y dependencia a quienes yacían en las cárceles del mal.

Realmente Tú lo puedes todo, y de ello se beneficia el que cree. Tú eres quien ha sometido todo bajo sus pies, leones y dragones, alacranes y víboras, y Dios te ha sentado a su derecha y te ha puesto como escabel a todos tus enemigos.

Cuando contemplo tu modo de pasar por nuestro mundo, me encuentro con tu invitación a emularte para ejercitar los dones que me has dado y, en la medida de lo posible, compartirlos con quienes tienen alguna necesidad, para poder así pertenecer a tu reino.

Este tiempo de pandemia se ha convertido en oportunidad para asumir tu forma de ser y en medio de la prueba, pregustar la bienaventuranza si ante el llanto, el hambre, la pobreza, el dolor, la quiebra personal, el paro y la perdida de la esperanza surge la actitud solidaria y renace la gran manifestación de quienes siguen detrás de tu persona con las palmas de la caridad en la mano.

Hoy nos revelas cómo hacer algo por ti y cómo ser de los tuyos, de quienes ya en esta vida son signos de tu reino de verdad, de justicia y de paz. Quienes se asocian a tu forma de vivir adelantan y hacen visible el reino de Dios, que se hace presente en medio de una sociedad que sufre la tentación de la tristeza, de la desesperanza y hasta la desesperación, pero gracias a quienes te siguen de manera anónima, se enjuga el dolor, se consuela el llanto, se alivia el hambre, se acompaña al sin techo, se acoge al migrante y se instalan oasis de alegría, iconos de tu reino.

 

 

 

Carta semanal del obispo

'Libertad religiosa'

 

 

El cristianismo, que es la religión del amor, del perdón y de la misericordia, en las últimas décadas es el grupo humano más perseguido del mundo. Además de los cristianos asesinados durante estos años por odio a la fe, otros 200 millones son perseguidos y 150 millones discriminados por sus convicciones religiosas.

Muchas personas, imbuidas de los criterios de la secularización, dominadas por la indiferencia religiosa y arrastradas por las ideologías del momento, consideran que la Iglesia católica no es amiga del hombre, sino un enemigo que es necesario destruir o, al menos, silenciar, para que su mensaje no resulte molesto y para que no se conozca su magnífica labor educativa y su servicio caritativo a los más necesitados.

Detrás de estos criterios, está la convicción de que la Iglesia católica es el grupo social organizado que ofrece un testimonio de amor y que no se deja arrastrar por el relativismo y por el pensamiento único. Con el propósito de ocultar la misión de la Iglesia, algunos grupos sociales callan sus realizaciones. Incluso llegan a afirmar que el cristianismo está acabado y que quienes se confiesan cristianos están incapacitados para adaptarse a los tiempos modernos. Esta mentalidad también se percibe en algunos cristianos que, por razones diversas, muestran su resentimiento contra la Madre que los ha engendrado a la fe y los ha tratado como verdaderos hijos.

Ante estas dificultades para el ejercicio de su misión, la Iglesia, amiga del hombre, sigue compartiendo las esperanzas y las tristezas de sus hijos y ofreciendo la salvación de Dios a todos. En plena comunión con las enseñanzas de su Maestro, continúa proclamando la necesidad de amar a Dios y al prójimo, como camino de felicidad personal y como medio para la consecución de una sociedad más humana y fraterna.

El papa Francisco, buen conocedor de los problemas de la Iglesia y del mundo actual, al pensar en la necesidad de impulsar la fraternidad universal entre todos los seres humanos, invita a los cristianos a volver la mirada del corazón a las fuentes de nuestra fe para perdonar sin condiciones y para no devolver a quienes nos insultan o desprecian los mismos comportamientos que recibimos de ellos.

Concretamente, dice el Papa: “Los creyentes nos vemos desafiados a volver a las fuentes para encontrarnos en lo esencial: la adoración a Dios y el amor al prójimo, de modo que algunos aspectos de nuestras doctrinas, fuera de su contexto, no terminen alimentando formas de desprecio, odio, xenofobia, negación del otro. La verdad es que la violencia no encuentra fundamento en las convicciones religiosas fundamentales, sino en sus deformaciones” (FT 282).

Con mi sincero afecto y bendición, feliz día del Señor.

 

Atilano Rodríguez, Obispo de Sigüenza-Guadalajara

 

 

 

 

Comunicado sobre la atención a enfermos de los capellanes hospitalarios y de residencias

Vicaría General ha distribuido un comunicado sobre la atención pastoral en el Hospital Universitario y en las residencias de ancianos durante la complicada situación impuesta por la pandemia. Tras agradecer en nombre de la Diócesis la labor de los profesionales que atienden a los enfermos, el vicario general, Agustín Bugeda, insta a que “sean los propios enfermos o sus familias quienes pidan el servicio al control correspondiente del Hospital Universitario, al médico o a la dirección de la residencia”; sobre todo para los enfermos de Covid, dados los protocolos especiales que deber observarse en estos casos. El comunicado es fruto de conversaciones con los capellanes y tiene la anuencia del Consejo Episcopal.

Sábado 21: Convivencia de Infancia en el Santísimo Sacramento

"/La Delegación de Catequesis e Infancia organiza para toda la diócesis el encuentro habitual de comienzo de curso, esta vez con el formato de convivencia de una mañana y tareas preparatorias de una semana. El tiempo de convivencia directa va a ser el próximo sábado 21 en la eucaristía que se tendrá a las 12:00 del mediodía en la iglesia del Santísimo Sacramento. La convocatoria sigue el lema “Vivimos con alegría el encuentro con Jesús”, similar a que llevan las fichas de trabajo enviadas a las parroquias como actividades preparatorias que se están haciendo en los días anteriores. La idea eje, en efecto, gira en torno a la cultura del encuentro que repite el papa Francisco desde el relato de la parábola del viajero samaritano; sobre todo, el encuentro con personas que pueden necesitar algún tipo de ayuda.  

La eucaristía del sábado se transmitirá por el canal de la parroquia del Santísimo Sacramento en YouTube. En uno de los momentos se ofrecerá un montaje con imágenes que están enviando los grupos participantes desde diversas parroquias de la diócesis.

CONTACTO. Delegada Catequesis e Infancia: Goyi Aguirre, 677 70 08 98.

Programas COPE

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps