La catedral en la fiesta de su consagración y en la pandemia

El jueves 18 de junio y ya en la recta final del confinamiento ocasionado por la pandemia del COVID 19, que se ha vivido en esta catedral como ahora se relata

 

Por Jesús de las Heras Muela

(Periodista y sacerdote. Deán de la catedral de Sigüenza)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque su fecha litúrgica exacta es el 19 de junio, al ser este año ese día la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, la también solemnidad litúrgica diocesana del aniversario de la consagración o dedicación de la catedral se adelanta al jueves día 18. La correspondiente misa solemne en la capilla mayor de la catedral de Sigüenza es a las 11 horas del citado jueves 18 de junio.

Fue el 19 de junio de 1169 –hace 851 años- cuando la catedral de Sigüenza fue consagrada. La efeméride fue celebrada con un exitoso año jubilar del 19 de junio de 2018 al 19 de junio de 2019.

 

Sin culto público abierto durante casi dos meses 

Durante estos tres meses del estado de alarma ocasionado por la pandemia del coronavirus (COVID 19), hubo de ajustar la vida, actividades y celebración de la eucaristía en la catedral a las disposiciones legales. El Real Decreto Ley de Estado de Alarma del 15 de marzo de 2020 no prohibió la celebración de la eucaristía ni obligó al cierre de los templos, tal y como se recogía en su artículo 11, disponiendo, eso sí, limitaciones y restricciones en su aforo y en la distancia entre personas. Sin embargo, la prohibición de la libre movilidad dificultó el ejercicio de esta posibilidad, produciendo un vacío legal no fácil de interpretar y de secundar, sobre todo para los fieles.

El obispo diocesano dispensó a los fieles del precepto dominical mediante decreto del 13 de marzo de 2020 y dos días más, en la tarde del domingo día 15, canceló las misas públicas, aunque permitió la apertura de los templos (petición también realizada por el Papa Francisco) y la posibilidad de la celebración de la eucaristía con un pequeño grupo de fieles.

Por ello, la catedral de Sigüenza, en la iglesia de San Pedro, donde la catedral celebra habitualmente su culto desde primeros de noviembre a mitad de junio (la catedral como tal fue cerrada a los turistas a las 18 horas del viernes 13 de marzo y no se volverá a abrir hasta el 1 de julio) acogió misa diaria y dominical, desde estas precarias condiciones, desde el sábado 14 de marzo y hasta el domingo 29 de marzo, ambas fechas inclusive.

 

Misas por Facebook y campaña del Rosario 

Ante el recrudecimiento de la pandemia, la perplejidad y dudas de los fieles que asistían a esta misa, otras razones externas y el hecho de que la Santa Sede determinará que la celebración de la Semana Santa debería ser sin fieles, llevó a la decisión de mantener la misa solo para los sacerdotes, en sus horarios habituales, y también a mantener los toques de campanas habituales en sus mismos horarios.

A partir del viernes 3 de abril y hasta el domingo 31 de mayo, Pentecostés y final del tiempo pascual, la misa capitular fue transmitida en directo por Facebook, incluidos los oficios del triduo pascual.  Y la catedral mantuvo asimismo en las mañanas del Jueves, Viernes y Sábado santos los oficios corales tradicionales de la Liturgia de las Horas.

Igualmente, la catedral secundó y animó una campaña de ámbito nacional para el rezo diario del Rosario. Unas 150 personas de Sigüenza se comprometieron a hacerlo diariamente a una hora determinada; y también gracias al impulso de la catedral, a esta campaña se sumaron personas de Guadalajara, Alcalá de Henares, Huelva, Pamplona, Sevilla y otras localidades.

 

Dos fallecimientos 

Precisamente en el final del oficio divino matinal del sábado santo, día 11 de abril, el deán recibió la urna con las cenizas del hermano capitular Marciano Somolinos de la Vega, deán de esta catedral entre 2009 y 2015 y canónigo de la misma desde 1985 y hasta su muerte (desde octubre de 2017 residía en la Casa Sacerdotal de Guadalajara), y que falleció en Guadalajara el 1 de abril de 2020.

Asimismo, en la noche del domingo 12 al lunes 13 de abril, en la misma Pascua del Señor resucitado, falleció en la Residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados el también sacerdote Daniel Sánchez Domínguez, de 84 años. Fue beneficiado regente de tenor de la catedral de Sigüenza de 1970 a 1982 y de 1982 a 2013, párroco de Santa María de Sigüenza. Sacerdote muy popular, activo y querido en Sigüenza, fue enterrado en el panteón de párrocos del cementerio interparroquial de Sigüenza.

Durante estos tres meses fallecieron asimismo otros tres sacerdotes diocesanos: Florentino López Barra, Antonio Hererra Riofrío y Benigno Alguacil Martínez, muertos los días 13 de abril, 29 de abril y de 5 de mayo, respectivamente, y con 92, 94 y 84 años, también respectivamente. Se aplicó por cada de ellos, igualmente, la santa misa.

 

Campanas, redes sociales y caridad 

Las campanas de la catedral se sumaron a los toques propuestos por la CEE, tanto a la hora del ángelus en los primeros días de la pandemia, como a gloria de resurrección, el domingo de Pascua, día 12 de abril.

Como iniciativa propia del deán, vía WhatsApp, se enviaron decenas de responsos por los difuntos, oraciones con  palabras y sentimiento de ánimo, consuelo, solidaridad y esperanza. Y algunos de estos responsos se han escuchado en cementerios y tanatorios. Igualmente se aplicaron misas por los difuntos de aquellas semanas, según se tenía información de los mismos.

A través de las misas por Facebook, se secundaron iniciativas solidarias de la ciudad de Sigüenza como la campaña auspiciada por la Peña del Atlético de Madrid y, que acompañada por otras muchas peñas e instituciones, ha recaudado 50.000 euros para dotar desde primera hora de equipos de protección sanitaria integral a las residencias de ancianos, comercios, farmacias y centro médico de esta ciudad de apenas 5.000 habitantes. También hemos secundado por estos medios la iniciativa del MotoClub Alto Henares de Sigüenza, que, en colaboración con los comercios de la ciudad, ha recogido cinco toneladas de alimentos  no perecederos para la Cáritas local.

En el terreno de la caridad, la catedral ha recuperado una histórica arca de donativos y piedad, arca de caridad. El arca había recogido ya el 15 de junio 5.100,68 euros, con destino a Cáritas.

A mitad de abril, el deán de la catedral abrió un canal propio en You Tube, con la finalidad transmitir cercanía, ánimo, esperanza, alegría, ganas de vivir y de luchar. Para acompañar a los que peor lo estaban pasando a causa de la pandemia y para redescubrir nuestras razones cristianas para la fe, la esperanza, el amor y la alegría. En todas estas comunicaciones,  sin alusión jamás a cuestiones de naturaleza política y menos aún partidista,  se conjugan estas ideas de fondo, en unos dos minutos máximo como media, adaptándolas al arte, al patrimonio, a la historia y  a la realidad actual de Sigüenza y también a su maravillosa naturaleza. Ya se han publicado y distribuido más de un centenar de estos vídeos.

Asimismo e igualmente en este canal de You Tube y en Facebook, ofrecemos cada cierto tiempo –hasta ahora cinco- pequeños recitales de música de órgano, ejecutada en directo  por el organista de la catedral (Juan Antonio Marco) y desde los órganos de la catedral y en relación con el calendario litúrgico y cristiano.

 

La desescalada y sus fases 

A tenor del plan de desescalada y desconfinamiento decretado por el Gobierno de España,  la catedral reabrió sus puertas al culto público el lunes 11 de mayo de 2020, con un tercio del aforo (unos 92 fieles máxime), descontada la distancia de seguridad. Dos semanas más tarde, Sigüenza entró en la fase 2 de desescalada y nuestros templos podían acoger hasta un 50% del aforo. Y desde el 8 de junio, el 75%, el marcado para la fase 3.

Todavía dentro del estado de alarma (concluirá el domingo 21 de junio), la catedral acogió, en su capilla mayor, tres celebraciones de índole diocesana: jueves 4 de junio, festividad de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, con la celebración de la misa Crismal, presidida por el obispo, con la asistencia de 23 sacerdotes y 22 fieles; domingo 13 de junio, solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo,  Corpus Christi, con misa presidida también por el obispo y procesión eucarística breve solo por la girola de la catedral con una custodia distinta; y el jueves 18 de junio, 851 aniversario de la consagración de la catedral, adelantada un día a su fecha (este año, el 19 de junio es la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús), en celebración presidida por el deán. Las tres eucaristías fueron a las 11 horas.

 

La custodia del Corpus 2020 

Este año, en que todo, por las razones conocidas y glosadas, es diferente, la custodia procesional de la catedral de Sigüenza para la fiesta  y procesión del Corpus no fue la bellísima e histórica de 1567 de Gaspar de Guzmán, sino una distinta y llena de simbolismo, que ilustra estas líneas. Además, no tuvo lugar la tradicional procesión por las calles de la ciudad, por razones de seguridad y sanitarias, sino un pequeña procesión por la girola del templo catedralicio y acompañada solo de una veintena de fieles en representación de toda la asamblea y ciudad.

Esta custodia forma parte del patrimonio artístico y religioso de la catedral de Sigüenza. Es poco conocida y está guardada habitualmente en el llamado tesoro. Data de comienzos del siglo XX.

Construida en azófar sobredorado, el maestro orfebre incluyó varias figuras de piezas de plata en su color: en la base cuatro ángeles sentados con una filacteria sobre sus rodillas donde leemos AGNUS DE I(Cordero de Dios, uno de los títulos de Jesucristo), y en la parte alta del astil sobre el nudo un grupo formado por la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, acompañado por dos arcángeles que muestran los signos de la Pasión, situado sobre una repisa donde leemos la inscripción: COR JESU SACRATISIMUM MISERERE NOBIS (Corazón de Jesús, ten misericordia de nosotros). En la parte principal o sol formado por rayos luminosos, que brotan del corazón de la custodia, varias piedras preciosas rodean el viril donde se expone la sagrada forma. La Cruz del remate tiene engarzada una piedra roja, signo del amor.

Su historia es muy singular: incautada en los años dolorosos de la Guerra Civil española, fue a parar al Castillo de San Fernando de Figueres (Girona), junto a la frontera con Francia, de donde fue devuelta a nuestra catedral acabada la contienda civil.

Con ella y el Señor Sacramentado en ella expuesto, rezamos por el final de la pandemia, por la reconciliación entre todos los españoles y para que nunca jamás haya guerras de ninguna naturaleza.

La Catedral aún tiene otras dos custodias reseñables: la procesional que, sobre una carroza y bajo un vistoso templete de plata meneses, recorre habitualmente el día del Corpus Christi las calles de la ciudad (ya citada antes); y otra, preciosa también y del año 1917, con una inscripción que recorre los laterales de su base ochavada: Dedican esta custodia Trinidad y Agustina Pérez de Vargas Año de MCMXVII para que el Santísimo Sacramento sea siempre alabado y bendito en la ciudad de Sigüenza.

 

 

PUBLICADO EN NUEVA ALCARRIA el viernes 19 de junio de 2020 

 

 

 

 

 

 

 

 

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps