Cuaresma

Por Sandra Pajares López

(Maestra)

 

 

 

 

Cuaresma, un tiempo de preparación para la Pascua, la fiesta más importante en la que Cristo nos salva. Cuarenta días con sus cuarenta noches de gracia que pedimos porque sin ellos no hay crecimiento posible en nosotros.

Cuaresma empieza por “c” como también camino, cariño, calor, ceniza, conversión, compartir y otras palabras que con las que intentamos teñir nuestros días, como compromiso y comprensión.

En la Cuaresma intentamos vivir lo que Jesús dijo e hizo. ÉL antes de los acontecimientos importante ayunó e hizo oración. Cuando fue bautizado en el Jordán se retiró durante cuarenta días al desierto para prepararse y comenzar a predicar el Reino. También se retiró al Huerto de los Olivos antes de su prendimiento.

Esto nos enseña que toda oración nunca es en vano. Nuestro mundo carece de las actitudes de Jesús. Nos falta misericordia, vivimos en un entorno duro, frío, competitivo, que crea soledad, que divide y enfrenta a los hombres en guerras sin sentido, un mundo sucio, deshumanizado, inmigrante sin descanso, sin corazón… ¿Podemos hacer algo?

La sociedad moderna segrega marginación, pateras, sufrimiento que con frecuencia ignora o quiere hacerlo. Aparecen nuevos pobres, como lo ancianos, los solitarios, los enfermos terminales, niños sin familia o no queridos, madres maltratadas, delincuentes, drogadictos, alcohólicos, gente sin techo y un etcétera que por desgracia, es largo. ¡No debemos quedarnos impasibles!

Nuestro mundo chirría, somos más rivales que fraternos, más egoístas que solidarios, más injustos que compasivos. Tenemos muchas cosas pero nos falta el espíritu de Jesús. La conversión que Jesús nos pide en la Cuaresma es que seamos personas nuevas, que quitemos aquello que moleste al otro, que nos preocupemos de los que sufren.

Lo nuevo para Jesús es la Fe que da sentido a nuestras vidas, la ilusión y la esperanza. Lo nuevo es el amor, capaz de hacer lo imposible. Pero lo verdaderamente nuevo es Cristo, el eternamente joven, el que renueva toda juventud, el que contagia de vida nueva, la mejor medicina contra el pasotismo, el egoísmo, el aburrimiento, la incomprensión…

Ésta es la verdadera conversión que nos pide Jesús a todos nosotros. Merece la pena llegar a la meta, encontrarás a Cristo resucitado, será la Pascua.

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps