En marzo, marceo

GRANITOS DE MOSTAZA

  

Por Álvaro Ruiz Langa

(Delegado diocesano de MCS)

 

 

 

Esta segunda entrega de “Granitos de mostaza” ve la luz contadas horas después de clausurar la Feria Apícola de Pastrana. La cercanía entre el motivo y el título es clara en la Alcarria colmenera. Enseña el diccionario que por “marceo” se entiende el “corte que hacen los colmeneros, al entrar la primavera, para quitar a los panales lo reseco y sucio que suelen tener en la parte inferior”. Por tanto, limpieza necesaria a fin de que el dorado tesoro de la colmena carezca de impurezas en la apariencia, en el sabor y en el resto de propiedades.

De miel. En la simbología del Antiguo Testamento la “tierra de leche y miel” es la esperanza en que cuaja la promesa de Dios al pueblo elegido. En la literatura cristiana, la pureza y la dulzura de la miel llevan a pensar en la obra de Dios y el misterio de Cristo. Santa Teresa de Ávila, que alguna miel del colmenar que los Carmelitas tenían en Bolarque cataría, apuntaba a los deleites de la unión con Dios mediante la oración con el ejemplo de la abeja, la colmena y la miel. Así, en el segundo capítulo de las Moradas; también en la respuesta que dirige, entre serios y burlas, a su hermano Lorenzo en el Vejamen. Y en la Vida escribe: “… si ninguna (abeja) entrase en la colmena, mal se podría labrar la miel… Así que perderá mucho el alma si no tiene aviso en esto…” (Vida, 15, 6-7).

Marceo espiritual. Tal pueden interpretarse las celebraciones cuaresmales que llevan a la conversión a través del sacramento de la penitencia. Durante este marzo se dan en arciprestazgos y parroquias. Y siempre miran a quitar lo reseco y sucio de la parte inferior que deteriora la hermosura del alma a los ojos de Dios. Por eso cabe hablar de marceo espiritual.  

Mujeres en la Iglesia. Marzo trae en su primer tramo el Día de la Mujer Trabajadora. La jornada se aplica de modo peculiar a celebrar el papel de la mujer en las comunidades católicas. Si todavía queda mucho por descubrir la cara materna de Dios, también falta lo suyo en el desarrollo de la teología de la mujer. Es otro de los empeños del papa Francisco. Cuando volvía de la JMJ Río de Janeiro comentó a los periodistas que le acompañaban: “Una Iglesia sin mujeres es como un Colegio apostólico sin María”. Ejemplos sobran. Uno reciente, también de marzo, lo ofrece el equipo que ha llevado a cabo la misión en la parroquia guadalajareña del Santísimo Sacramento. La mayor parte eran mujeres: feligresas, misioneras del Evangelio de la Misericordia y estudiantes alemanas.

Madres y padres. Marzo trae, en fin, otras jornadas merecedoras de mención: la dedicada a los padres, en San José, y la doble propuesta sobre la defensa de la vida. Esta segunda tiene su fecha en la fiesta de la Anunciación del Señor, el día 25, que tiene como lema “Hay mucha vida en cada vida”, pensando especialmente en “las vidas con vulnerabilidad y discapacidad”, según el mensaje de los obispos españoles. Antes, el sábado 14, es la manifestación CADA VIDA IMPORTA, que grita en defensa de la vida, la mujer y la maternidad. A participar en la cita de Madrid anima con notable entusiasmo la organización Red Madre con autobuses que salen de Guadalajara. Unos y otros motivos tienen a los padres, madre y padre, como agentes y protagonistas de las vidas que traen al mundo; también como educadores responsables del desarrollo humano y religioso de los hijos. Padres y madres han de realizar de continuo acciones de marceo en el cotidiano quehacer educativo.

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps