«A los pobres los tenéis siempre con vosotros»

El Papa Francisco, hoy en Asís acompañado de 500 pobres, y con él toda la Iglesia, se aprestan a la V Jornada Mundial de los Pobres, este domingo, 14 de noviembre

 

Por Jesús de las Heras Muela

(Periodista y sacerdote. Deán de la catedral de Sigüenza)

 

 

 

 

 

 

 

 

La cita fue fijada ya hace cuatro años. Concluido el Jubileo de la Misericordia, en la carta apostólica Misericordia et misera, en su punto 21, el Papa anunció la creación de la Jornada. «A la luz –escribió Francisco- del Jubileo de las personas socialmente excluidas (…), intuí que, como otro signo concreto de este año santo extraordinario, se debe celebrar en toda la Iglesia, en el XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario, la Jornada Mundial de los Pobres. Será la preparación más adecuada para vivir la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, quien se ha identificado con los pequeños y los pobres, y nos juzgará a partir de las obras de misericordia (cf. Mt 25,31-46)».

Y a renglón seguido, el mismo Papa adelantaba sus objetivos: «Será una Jornada que ayudará a las comunidades y a cada bautizado a reflexionar cómo la pobreza está en el corazón del Evangelio y sobre el hecho que, mientras Lázaro esté echado a la puerta de nuestra casa (cf. Lc 16,19-21), no podrá haber justicia ni paz social».  Y concluía: «Esta Jornada constituirá también una genuina forma de nueva evangelización (cf. Mt 11,5), con la que se renueve el rostro de la Iglesia en su acción perenne de conversión pastoral, para ser testimonio de la misericordia».

 

 

Lemas y actividades

Una frase bíblica acompaña, ilustra e interpela cada la jornada. Así, en 2017 y en 2018 fueron las frases «No amemos de palabra, sino con obras» (1 Jn 3,18) y «Este pobre gritó y el Señor lo escuchó» (Sal 34,7). En 2019, fue «La esperanza de los pobres nunca se frustrará» (Sal 9,19).  En 2020, la frase que tituló este artículo: «Tiende tu mano al pobre», tomada del libro veterotestamentario del Sirácida, también llamado Eclesiástico (capítulo 7, versículo 32). Y para este año 2021, la frase es «A los pobres los tenéis siempre con vosotros… (y podéis socorrerlos cuando queráis)» (Mc 14,7).   

Con el hilo conductor de estas frases, el Papa escribe cada año un mensaje, que firma el 13 de junio, memoria litúrgica de san Antonio de Padua, modelo de caridad y de servicio a los pobres.

Además, cada año, en su mensaje, el Papa ha propuesto un modelo concreto de cristiano, normalmente santo, que sobresalió en el ejercicio de la caridad y de su compromiso en favor de los pobres. Así, en 2017 fue san Francisco de Asís; en 2018, santa Teresa de Jesús; en 2019, el sacerdote italiano don Primo Mazzolari y a Jean Vanier; en 2020, a la Virgen María, presentada como la Madre de los Pobres. Este año es el santo padre Damián de Veuster o de Molokai, cuya referencia textual en el mensaje papal ahora se reproduce.

 

El ejemplo del Padre Damián

«Tenemos muchos ejemplos de santos y santas que han hecho del compartir con los pobres su proyecto de vida. Pienso, entre otros, en el padre Damián de Veuster, santo apóstol de los leprosos. Con gran generosidad respondió a la llamada de ir a la isla de Molokai, convertida en un gueto accesible sólo a los leprosos, para vivir y morir con ellos. Puso manos a la obra e hizo todo lo posible para que la vida de esos pobres, enfermos y marginados, reducidos a la extrema degradación, fuera digna de ser vivida.

Se hizo médico y enfermero, sin reparar en los riesgos que corría, y llevó la luz del amor a esa “colonia de muerte”, como era llamada la isla. La lepra lo afectó también a él, signo de un compartir total con los hermanos y hermanas por los que había dado la vida. Su testimonio es muy actual en nuestros días, marcados por la pandemia de coronavirus. La gracia de Dios actúa ciertamente en el corazón de muchos que, sin aparecer, se gastan por los más pobres en un concreto compartir».

 

Vísperas del Papa en Asís con 500 pobres

Y para visibilizar más aún este compromiso eclesial y cristiano en favor de los pobres, hoy, mismo, viernes 12 de noviembre, durante unas tres horas, entre las 9 y las 12 horas, el Papa Francisco se reúne en Asís con un grupo de 500 pobres provenientes de diferentes partes de Europa y mantiene un momento de escucha, oración, compartición y donación con ellos. Es en el exterior e interior de la basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, templo donde se halla la Porciúncula, una pequeña iglesia dentro de este templo, iglesia donde vivió en sus últimos años y donde murió san Francisco de Asís. Allí también san Francisco acogió a santa Clara de Asís.

El Papa es recibido mediante un simbólico “abrazo de los pobres”, que le entregan la capa y el bastón de peregrino y le acompañan desde el exterior de la basílica hasta su interior. A continuación, el Papa, evocando los gestos de san Francisco de Asís, reza en la Porciúncula. Siguen los testimonios de seis pobres (dos franceses, un español, un polaco y otros dos italianos). Francisco responderá a estas intervenciones con una alocución.

Tras un tiempo de pausa para ofrecer a unos pobres un desayuno, fuera de la basílica, se regresa a ella, donde hay un tiempo de oración compartida. Concluida esta, el Papa bendice una piedra, previamente extraída de la Porciúncula, por los frailes de la Orden Menor Franciscana de Umbría, para ser donada a algunos representantes del albergue para personas sin hogar "Rosas de San Francisco" de Trsat, fundado en 2007 por la fraternidad local de la Orden Franciscana Seglar de Trsat, en la ciudad de Rijeka, en Croacia.

Además, en el final del encuentro, Francisco donará a los pobres 500 morrales con productos fabricados respetando la sostenibilidad medioambiental y económica dentro de una cadena de suministro ética y socialmente útil, Cada morral contiene prendas donadas por Tombolini, una reconocida marca de ropa hecha en Italia, y está compuesto de suéteres, bufandas, gorros, abrigos rompe-vientos y mascarillas anti-Covid en tejido lavable y reutilizable.

Antes de las 13 horas, Francisco regresa, en helicóptero, al vaticano, y el arzobispo de Asís ofrece un almuerzo a los pobres. El evento entero con el Papa puede ser seguido en directo a través de los canales sociales del Vaticano y es trasmitido por algunas redes nacionales e internacionales.

 

Misa, el domingo 14, en el Vaticano con 2.000 pobres

El domingo 14 de noviembre, a las 10 horas, el Papa presidirá la celebración de la misa dominical en la basílica de San Pedro, con la participación de 2.000 personas pobres, en cumplimiento de la normativa sanitaria, asistidas por las distintas Asociaciones de Voluntariado presentes en la diócesis de Roma. Las lecturas y la oración de los fieles serán proclamadas por algunos pobres.

Al final de la celebración se distribuirá comida caliente a todos los participantes.

 

Distribución de alimentos y de recursos de vida

Gracias a la generosidad de la cadena de Supermercados Elite y con un suministro de pasta y puré de tomate, se procederá en este contexto de la V Jornada Mundial de los Pobres se ayudará a 40 Casas-Hogar entregando directamente en sus instalaciones un suministro de alimentos y productos para el cuidado personal, especialmente productos para bebés, suficiente para casi dos meses. También se entregará un suministro similar a algunas parroquias y organizaciones caritativas.

En total, se distribuirán unas 5 toneladas de pasta, 1 tonelada de arroz, 2 toneladas de puré de tomate, 1.000 litros de aceite y 3.000 litros de leche, por mencionar solo algunos de los muchos artículos, los más solicitados por las distintas estructuras, que conformarán los distintos paquetes que serán entregados por un equipo de voluntarios.

Además, este año, el Papa Francisco ha querido dedicar una atención especial a las Casas-Hogar que se encuentran en la diócesis de Roma. Estas estructuras acogen a personas, a menudo ofreciendo incluso alojamiento, principalmente adolescentes o niños junto con sus madres, que necesitan un lugar protegido donde puedan crecer, recibir una educación o tener la oportunidad de comenzar una nueva vida mediante la integración gradual en la sociedad.

 

Ayudas para mejorar la salud personal y combatir la pandemia

Otra iniciativa consistirá en la distribución de 5.000 "kits" (juegos, equipos) de productos básicos para la salud y el cuidado personal a unas 60 parroquias de Roma, que luego los distribuirán entre las familias más necesitadas.

Este año, al igual que en 2020, debido a las restricciones causadas por la pandemia de Covid-19, no ha sido posible instalar el Centro de Salud en la Plaza de San Pedro. La estructura, un auténtico hospital móvil, prestó numerosos servicios médicos gratuitos a personas pobres.

Por ello, este año, deseando ofrecer un signo de cercanía a las personas que requieren alguna asistencia médica, con el objetivo de continuar con las actividades de detección y diagnóstico en la Plaza de San Pedro, se llevará a cabo, como ya se ha hecho en el pasado, la iniciativa  “En busca del Virus", mediante la cual  una camioneta equipada para realizar pruebas para evaluar la  presencia del virus VHC (hepatitis C) y del virus VIH, estará presente en la Plaza de San Pedro durante la Jornada Mundial de los Pobres, este domingo 14 de noviembre

Este servicio estará disponible desde el momento en que el Santo Padre termine la misa y el posterior ángelus dominical, poco después de las 12 horas, y hasta las 18 horas. Este servicio, en el que colaborarán altruistamente voluntarios e instituciones sanitarias y profesionales de la salud, estará disponible inmediatamente para todos los pobres que se acerquen a la carpa de la Plaza de San Pedro.

 

Servicios de electricidad y gas

Además del apoyo mediante la distribución de alimentos y medicinas, esta V Jornada Mundial de los Pobres está marcada por otra iniciativa que ha sido posible gracias a la generosidad de UnipolSai. Para unas 500 familias que atraviesan dificultades económicas y suelen acudir a los centros de caridad, será posible pagar las facturas de gas y electricidad.

Tales pagos suponen una carga para las familias, que, a menudo,  descuidan la alimentación u otros gastos médicos para poder acceder a estos servicios. Estas iniciativas pretenden responder a la petición que el mismo Papa Francisco formuló en su mensaje para la V Jornada Mundial de los Pobres: “Algunos países, a causa de la pandemia, están sufriendo gravísimas consecuencias, de modo que las personas más vulnerables están privadas de los bienes de primera necesidad. Las largas filas frente a los comedores para los pobres son el signo tangible de este deterioro”.

 

En nuestra diócesis, XII Jornada de Pastoral Social

Por su parte, nuestra diócesis y junto a otras iniciativas asistenciales, organiza mañana sábado, día 13 de noviembre, desde las 9:30 y hasta las 14:30 horas, en el Centro de Acción Social Casa Nazaret, sede de Cáritas diocesana y de las demás instituciones diocesanas de pastoral social, misionera, migratoria y de la caridad, en la Avenida de Venezuela, número 9, de Guadalajara, el XII Encuentro diocesano de Pastoral Social. “Nuevas pobrezas y nuevo camino sinodal” es el título de la convocatoria.

El profesor del Instituto Superior de Pastoral de la Universidad Pontificia de Salamanca en Madrid Juan Pablo García Maestro tendrá la ponencia de la jornada, sobre la que después se reflexionará y trabajará en grupos, con posterior puesta en común. Una oración compartida cerrará el encuentro.

 

 

PUBLICADO EN NUEVA ALCARRIA 12 NOVIEMBRE 2021

 

 

 

 

 

 

 

 

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps