El gordo y el flaco

Por José Ramón Díaz-Torremocha

(Conferencias de San Vicente de Paúl en Guadalajara)

Email del autor: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

ATENCION: Al finalizar el artículo que sigue en español, está su traducción al inglés. Si algún lector deseara que se le enviaran estos artículos directamente a otro consocio o amigo, indíquelo como viene sucediendo a la dirección electrónica Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. facilitando la dirección electrónica del consocio o amigo. Al igual que aquellos que no quieran seguir recibiéndolos, indíquelo en la misma dirección de correo. Muchas gracias por su atención

 

YOUR ATTENTION: At the end of the following article in Spanish, there is a translation into English. If any reader wish that other fellow member or friend would receive these articles directly, please send a message as usual to Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., indicating their e-mail address. For, those who do not want to receive them anymore, please send a message to the same e-mail address. Thank you very much.

 

 

Siempre me produjo admiración desde niño, la imagen de los dos extraordinarios actores, norteamericano e inglés, en las películas en las que junto con las “del Oeste”, estrené mi cierta y algo corta afición cinéfila. Me gustaban y a veces, vivía las situaciones hasta tal punto que me enfadaba la tontería de uno u otro, según tocara. También me producía admiración, ver a uno que tanto le sobraba de peso y al otro que tanto le faltaba. ¿No habría alguna posible solución?, pensaba aquel niño que no me ha abandonado por completo con el transcurso de los años. Nunca abandonamos del todo la niñez pues nunca dejamos de serlo por completo. Crecemos siempre bajo su sombra. Afortunadamente.

Divertía imaginarme como quedaría si lo que le sobraba a Hardy, pudiésemos utilizarlo dotando al pobre Laurel de aquellas “sobras” cárnicas de su compañero y amigo. Pasados los años, cada vez que veo a una pareja con semejante diferencia de peso entre ambos, no dejo de pensar lo mismo……… ¡si pudiéramos! Pero no podemos……al menos no podemos redistribuir las “sobras” en todos los casos. Pero en algunos, sí que se puede. Pero se trataría de otras sobras más fáciles de compartir y que no exigen bisturí. Sólo exigen algo de grandeza.

Releyendo nuestra Regla, la Regla de las Conferencias de San Vicente de Paúl y conociendo bien las enormes diferencias que existen entre unas y otras (entre unas y otras Conferencias en el mundo) a veces del mismo país e incluso del mismo barrio, me trasladó la imaginación a aquellos dos buenos cómicos, compañeros y amigos.

Hay Conferencias entre las que conozco, por ejemplo, muy limitadas de recursos, pero con una gran entrega a los que sufren y a la oración. En otras, la realidad es exactamente la contraria: tienen mucho campo al que atender de mil maneras y capacidad para poder hacerlo. El sufrimiento material contra el que luchan es un campo tan inmenso que a veces, olvidan, o no profundizan lo suficiente en la oración, tanto a nivel individual como en la comunitaria en el seno de la Conferencia. Les absorbe por completo la acción. 

Debemos recodar que ambas, la oración individual y la colectiva, son absolutamente necesarias en el seno de cada Conferencia. Hasta tal punto creo en esa necesidad, que me atrevo a asegurar qué, ya lo he comentado en otras ocasiones, si no existen, si no existe oración individual y comunitaria, realmente no existe una Conferencia de San Vicente de Paúl. Así de sencillo.

Los Hermanamientos, (ayuda entre dos Conferencias) costumbre entre nosotros desde hace muchísimas décadas, casi los hemos convertido en simples intercambios dinerarios cuando, lo pretendido, era unir fuerzas: compaginar oración y acción entre dos Conferencias distantes y diferentes. Hacer llegar sin duda, una ayuda, y a la vez la oración de dos Conferencias unidas por un mismo sentimiento y búsqueda del encuentro con Dios a través de la oración y servicio al ser humano que sufre.

Siempre a Cristo, con y por María

 

José Ramón Díaz-Torremocha
Conferencia of Santa Maria la Mayor
Guadalajara, Spain
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

 

 

 

LAUREL AND HARDY

 

Ever since I was a child, I have always admired the image of these two remarkable actors, British the first and American the second, in the films through which, together with "Westerns", I began my somewhat short-lived love of cinema. I liked them, and sometimes I experienced the situations to such an extent that I was annoyed by the foolishness of one or the other, depending on what was going on. I also admired the fact that one was so overweight and the other so underweight. Couldn't there be a possible solution, thought that child who has not completely abandoned me over the years. We never totally abandon childhood because we never completely stop being children. We always grow up in their shadow. Fortunately.

It amused me to imagine what it would look like if Hardy's leftovers could be used to give poor Laurel those fleshy "leftovers" of his partner and friend. Over the years, every time I see a couple with such a weight difference between them, I can't help thinking the same thing......... if only we could! But we can't...... At least we can't redistribute the "leftovers" in all cases. But in some cases, we can. However, this is about leftovers easier to share and not requiring a scalpel. They only require a little bit of great-heartedness.

Rereading our Rule, the Rule of the Conferences of St. Vincent de Paul and knowing well the enormous differences that exist among them (among the Conferences throughout the world) sometimes in the same country and even in the same neighbourhood, my imagination went back to those two good comedians, companions and friends.

For example, among the Conferences I know, there are those with very limited resources, but with a great dedication to those who suffer and to prayer. In others, the reality is exactly the opposite: they have a big scope to serve in a thousand ways as well as the means to do so. The material suffering against which they struggle is such an immense field that sometimes they forget, or do not go deeply enough into prayer, both individually and at the community level within the Conference. They are totally absorbed by action.

We must remember that both, individual and collective prayer, are absolutely necessary within each Conference. I believe in this need to such an extent that I dare to say, as I have already mentioned on other occasions, that if they do not exist, if there is no individual and community prayer, the Conference of St. Vincent de Paul does not really exist. It is as simple as that.

Twinning, (the support between two Conferences) has been customary among us for many decades, but we have almost turned them into simple monetary exchanges when what was intended was to join forces: to combine prayer and action between two faraway and different Conferences; of course to send help and, at the same time, the prayer of two Conferences united by the same feeling that seek the encounter with God through prayer and service to the human being that suffers.

Always to Christ, with and through Mary                                                                                            

 
José Ramón Díaz-Torremocha
Conference of Santa Maria la Mayor
Guadalajara, Spain
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps