Lo que es el Sínodo de los Obispos y su trayectoria

Al hilo de la fase en las diócesis del Sínodo de los Obispos, que en nuestra diócesis plantea dos preguntas, que hay responder hasta el 30 de noviembre

 

Por Jesús de las Heras Muela

(Periodista y sacerdote. Deán de la catedral de Sigüenza)

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta página de Religión de NUEVA ALCARRIA presentó, en forma de diez preguntas con sus diez respuestas, la convocatoria que el Papa Francisco ha dirigido a toda la Iglesia de un sínodo universal, en cuya fase diocesana nos hallamos desde los días 16 y 17 de octubre. Lógicamente, nuestro obispo secunda la iniciativa.

Dos semanas más tarde, volvimos al tema con distintos materiales que se ofrecen a las parroquias para la reflexión, la oración, el diálogo y la formulación concreta de las dos preguntas o consultas que la Santa Sede plante de cara al Sínodo de los Obispos, cuya fase celebrativa será en octubre de 2023, pero que ya ha comenzado con la fase en las diócesis

Las dos respuestas a estas consultas se han de enviar antes del 30 de noviembre de 2021 por correo ordinario a las siguientes direcciones: Obispado-Consulta para el Sínodo de los Obispos; C/ Mártires Carmelitas 2, 19001 GUADALAJARA o al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A fin de contribuir a la necesaria sensibilización y participación, ofrecemos hoy un nuevo artículo sobre el tema, centrada en la identidad, naturaleza y misión del Sínodo de los Obispos, con un recorrido también por su trayectoria desde 1965.

 

 

Decisión del Papa Pablo VI y fruto del Concilio Vaticano II

En el espíritu del Concilio Vaticano II, nacían, a través de la carta apostólica dada en forma de motu propio del Papa Pablo VI Apostolica sollicitudo (15 de septiembre de 1965), los Sínodos de los Obispos. Era el año 1965. El mismo Pablo VI definía precisa y espléndidamente qué es un Sínodo: «Es una institución eclesiástica establecida tras el Concilio Vaticano II para favorecer la unión y la colaboración de los obispos de todo el mundo con la Sede Apostólica, mediante un estudio común de las condiciones de la Iglesia y las soluciones pertinentes sobre las cuestiones relativas a su misión. No es un Concilio, no es un Parlamento, sino que el Sínodo tiene su propia y particular naturaleza». Son palabras pronunciadas por el Papa Montini tras el rezo del ángelus del 22 de septiembre de 1974.

El Sínodo es, pues, un instrumento de colegialidad y comunión para la misión. Es un organismo no de carácter decisorio, sino consultivo. Y para su validez ha de ser convocado, presidido y ratificado por el Romano Pontífice.

Ya con Francisco, hay dos documentos capitales para el fortalecimiento y ampliación de competencias del Sínodo de los obispos: el discurso en el 50 aniversario de la instauración del Sínodo de los Obispos (17 de octubre de 2015) y la constitución apostólica Episcopalis conmunio (15 de septiembre de 2018).

Además, la Comisión Teológica Internacional publicó el 2 de marzo de 2018 el importante documento «La sinodalidad en la vida y en la misión de la Iglesia».

 

 

El Sínodo es «caminar juntos»

Una «expresión particularmente fructuosa» y «un instrumento de la colegialidad episcopal». Así definía al Sínodo de los Obispos el Papa Juan Pablo II en 1983. La etimología de la palabra «Sínodo» es de origen griego: «syn» signfica «juntos» y «hodos» significa «camino».

El Sínodo es, pues, «caminar juntos». Es un medio aptísimo de ayuda y de colaboración con el Papa para el gobierno de la Iglesia, y conlleva el intercambio de experiencias y de informaciones y la búsqueda y propuestas al Papa de soluciones pastorales conjuntas que tengan validez y vigencia para toda la Iglesia.

 

Tipología de los sínodos de obispos

Hay cuatro tipos de Sínodos de Obispos: general ordinario, general extraordinario, particular y especial.

El Sínodo de los Obispos se reúne en asamblea general ordinaria, cuando la materia a tratar, por su naturaleza e importancia, en relación al bien de la Iglesia universal, parece requerir la doctrina, la prudencia y el parecer de todo el episcopado católico.

Se reúne en asamblea general extraordinaria cuando la materia a tratar, a pesar de referirse al bien de la Iglesia universal, exija una rápida definición.

Y en asamblea especial, cuando la materia de mayor importancia se refiera al bien de la Iglesia, en relación a una o más regiones particulares.

Un Sínodo o asamblea particular, como el desarrollado en enero de 1980 sobre la Iglesia en Holanda, es que afecta solo a una Iglesia particular.

 

56 años, 31 Sínodos

A lo largo de este más de medio siglo, Pablo VI presidió cuatro sínodos; Juan Pablo II, diecisiete; Benedicto XVI, cinco; y Francisco, cinco, incluido ya el actual.

Desde 1967, se han celebrado treinta Asambleas Sinodales Episcopales. Ya la anunciada y abierta, con gran novedad de su extensión a una fase, la actual, en todas la diócesis de la Iglesia, en octubre de 2023, será la trigésimo primera, la quinta del Papa Francisco. «Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión» es su tema.

En 1969 y 1985 tuvieron lugar sendas asambleas extraordinarias, sobre las relaciones y la cooperación entre la Santa Sede y las Conferencias Episcopales y con ocasión del vigésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II.

En enero de 1980, hubo una Asamblea particular, concretamente para la Iglesia en Holanda.

En noviembre de 1980, convocados por el Papa Juan Pablo, se reunieron en Sínodo Extraordinario los obispos católicos de Ucrania. Y también fue asamblea extraordinaria la primera convocada por Francisco sobre la familia y el matrimonio, en octubre de 2014.

Asimismo, ha habido otras diez especiales: dos para Europa, otras dos para África y una para Líbano, para Asia, para América, para Oceanía, para Oriente Medio y para la región Panamazónica.

Son padres sinodales –con derecho a voz y a voto– aquellas personas nombradas directamente por él, los jefes de los dicasterios de la Curia Romana, los representantes de las Conferencias Episcopales y representantes de la vida consagrada –el número depende del tipo de asamblea sinodal que corresponda-  de las congregaciones religiosas clericales (en su conjunto, pues, solo varones). Hay también –con voz, pero sin voto– hombres y mujeres, expertos, auditores y delegados fraternos de otras Iglesias y confesiones cristianas, amén del personal auxiliar y de servicios que coordina la Secretaría General del Sínodo.

 

Sínodos ordinarios

En los Sínodos ordinarios se han abordado temas como la evangelización, la catequesis, la familia, la reconciliación, el laicado, la formación sacerdotal, la vida consagrada, el ministerio episcopal, matrimonio y familia y los jóvenes. Estos Sínodos tuvieron lugar en los años 1974, 1977, 1980, 1983, 2015, 1987, 1990, 1994, 2001, y 2018, respectivamente.

Son los Sínodos «sectoriales», recogidos después en las exhortaciones apostólicas Evangelii nuntiandi, Catechesi tradendae, Familiaris consortio, Reconciliatio et paenitentia, Christifidelis laici, Pastores dabo vobis, Vita consecrata y Pastores gregis, Amoris laetitia y Christus vivit, respectivamente.

En 2005, con Benedicto XVI, comenzaron los Sínodos «temáticos», con la eucaristía –Sacramentum caritatis es el título de la correspondiente exhortación apostólica postsinodal–, en 2005; en 2008, con la Palabra de Dios y posterior documento postsinodal de Benedicto XVI, Verbum Domini; y en 2012, la nueva evangelización, sin, propiamente, exhortación apostólica postsinodal.

En el final del otoño de 1985, como ya queda dicho, se desarrolló la Asamblea general extraordinaria dedicada al XX aniversario de la conclusión del Concilio Vaticano II. No emanó de ella una posterior exhortación apostólica.

 

Sínodos especiales

En la primavera de 1994 tenía lugar la I Asamblea Especial para África. Fue el primer Sínodo continental previo al Gran Jubileo del Año 2000. En septiembre de 1995, el Papa Juan Pablo II hacía público en tres países del continente negro la exhortación apostólica postsinodal Ecclesia in Africa, a modo de conclusión de la asamblea sinodal, cuyo tema se tituló «La Iglesia en África y su misión evangelizadora hacia el año 2000: Seréis mis testigos». «La Iglesia en África al servicio de la reconciliación, de la justicia y de la paz. “Vosotros sois la sal de la tierra... Vosotros sois la luz del mundo”» fue el tema de la II Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos, celebrada en el Vaticano del 4 al 28 de octubre de 2009. Dos años después, en Benin, el Papa Benedicto XVI hizo pública la exhortación apostólica postsinodal Africae munus.

En diciembre de 1995, tuvo lugar otra Asamblea especial para la Iglesia en el Líbano, traducida después, en mayo de 1998, a la exhortación apostólica Una speranza nouva per Il Libano, promulgada en Beirut. En octubre de 2010 se celebró, en el Vaticano, la Asamblea Especial para Oriente Medio del Sínodo de los Obispos, sobre la comunión y el testimonio de los cristianos en esta región del mundo, y cuya exhortación apostólica postsinodal hizo pública, bajo el título Ecclesia in Medio Oriente, Benedicto XVI el 14 de septiembre de 2012 en Líbano.

A finales de otoño de 1997, se celebró el Sínodo para América, titulado «Encuentro con Jesús vivo: el camino para la conversión, la comunión y la solidaridad en América». En Guadalupe (México), en enero de 1999, el Papa Juan Pablo II presentaba la exhortación apostólica postsinodal Ecclesia in America.

En la primavera de 1998, tenía lugar el Sínodo para Asia, cuya exhortación apostólica correspondiente, Ecclesia in Asia, fue hecha pública el 6 de noviembre de 1999, en el transcurso del viaje del Papa Juan Pablo II a la India. «Jesucristo el Salvador y su misión de amor y servicio en Asia: para que tengamos vida y la tengamos en abundancia» fue el lema del Sínodo.

En el final del otoño de 1998 llegó el turno para la Asamblea Especial sobre Oceanía, el más reciente de los continentes. La exhortación apostólica postsinodal correspondiente se hizo pública en noviembre de 2001 –a través de internet y del correo electrónico– bajo el título Ecclesia in Oceania. «Jesucristo y los pueblos de Oceanía: siguiendo su camino, proclamando su verdad y viviendo su vida» fue el tema de esa Asamblea.

En octubre de 1999, se celebró la II Asamblea Especial para Europa del Sínodo de los Obispos, el último Sínodo previo al Gran Jubileo del Año 2000. «Jesucristo, vivo en su Iglesia, fuente de esperanza para Europa» fue su lema. El 29 de junio de 2003 se publicaba, en Roma, la exhortación apostólica postsinodal Ecclesia in Europa. Sobre Europa, tras la caída del muro de Berlín, hubo otra Asamblea sinodal episcopal, en diciembre de 1991.

 

Los documentos papales tras los Sínodos de los Obispos

Aunque no es preceptivo, los Sínodos son material que después el Papa hace suyo, en la medida que considera oportuno, y amplía en un documento llamado «exhortación apostólica postsinodal».

He aquí la relación de las veintiuna exhortaciones apostólicas consideradas postsinodales. Entre paréntesis va el nombre del Papa que promulgó el documento, el año del Sínodo –la primera fecha– y el año de la exhortación, la segunda fecha:

 

1.- Evangelii nuntiandi (Pablo VI, 1974/1975)

2.- Catechesi tradendae (Juan Pablo II, 1978/1979)

3.- Familiaris consortio (Juan Pablo II, 1980/1981).

4.- Reconciliatio et paenitentia (Juan Pablo II, 1983/1984)

5.- Cristifidelis laici (Juan Pablo II, 1987/1988)

6.- Pastores dabo vobis (Juan Pablo II, 1990/1992)

7.- Ecclesia in Africa (Juan Pablo VI, 1994/1995)

8.- Vita Consecrata (Juan Pablo II, 1994/1996)

9.- Una speranza nouva per il Libano (Juan Pablo II, 1995/1997)

10.-Ecclesia in America (Juan Pablo II, 1997/1999)

11.-Ecclesia in Asia (Juan Pablo II, 1998/1999)

12.-Ecclesia in Oceania (Juan Pablo II, 1998/2001)

13.-Ecclesia in Europa (Juan Pablo II, 1999/2003)

14.-Pastores gregis (Juan Pablo II, 2001/2003)

15.-Sacramentum caritatis (Benedicto XVI, 2005/2007).

16.-Verbum Domini (Benedicto XVI, 2008/2010)

17.-Africae munus (Benedicto XVI, 2009/2011)

18.-Ecclesia in Medio Oriente (Benedicto XVI, 2010-2012)

19.-Amoris laetitia (Francisco, 2014-2015/2016)

20.-Christus vivit (Francisco, 2018/2019)

21.-Querida Amazonía (Francisco, 2018/2020)

 

 

 

PUBLICADO EN NUEVA ALCARRIA 26 NOVIEMBRE 2021

 

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps