'No caigamos en la postración'

 

 

Los profetas, elegidos por Dios para hablar en su nombre al pueblo elegido, con frecuencia tienen que llamar a la conversión, al rechazo de los ídolos y a la vuelta al Dios verdadero a los elegidos. Ante las dificultades de la misión, alguno de ellos, como Elías, que caminaba por el desierto intentando huir de sus responsabilidades, recibe la voz del ángel que le dice: “Levántate, tienes por delante un largo camino” (I Re 19,7).

Jesús, en los encuentros con quienes sufren parálisis corporal o están postrados a causa de la enfermedad, los llama y los invita también a levantarse. Ahora bien, esta llamada no es solo una cuestión del pasado. En medio de las oscuridades de la vida y de las dificultades para el anuncio del Reino, el Señor resucitado continúa llamando a todos los bautizados a ponerse en camino y a emprender con gozo la misión recibida.

Los cambios bruscos, rápidos e inesperados, que experimentamos en la convivencia social, en las relaciones familiares y en los comportamientos religiosos de muchos bautizados, pueden desanimarnos, cerrarnos sobre nosotros mismos y alejarnos de los hermanos. Es más, estos cambios pueden llevarnos a la convicción de que es imposible evangelizar y, por tanto, hemos de esperar que lleguen tiempos mejores.

Cuando contemplamos la realidad desde los criterios de Dios y no desde nuestros criterios, los problemas y los obstáculos para el cumplimiento de la misión no pueden paralizarnos. Al contrario, deben ser siempre un acicate y una invitación del Maestro a levantarnos de nuestra postración y a emprender el nuevo camino que Él quiere y espera que recorramos para mostrar su amor y salvación a todos los seres humanos.

La oración comunitaria y las reflexiones sinodales, entre otras cosas, tienen que ayudarnos a escuchar y acoger con gozo la Palabra de Dios para responder con prontitud a la misma, pues el Señor nos llama y nos invita a levantarnos porque quiere contar con todos nosotros para levantar del polvo al desvalido y para alzar de la basura al pobre.

Desde la situación de marginación, en la que viven tantos hermanos nuestros y desde la indiferencia religiosa con la que conviven otros, Jesucristo nos invita cada día a levantarnos de nuestras postraciones, cansancios y desánimos, para acompañar a quienes desean levantarse de su pobreza, desesperanza y falta de sentido.

En el cumplimiento de esta gozosa misión, hemos de actuar con la convicción de que el Señor nos acompaña siempre con su gracia y tiene el poder de levantarnos de nuestros cansancios. Es más, para ayudar a otros a levantarse de sus fatigas y desánimos, debemos tener muy presente que nuestras acciones y omisiones en la relación con ellos, al mismo Señor las hacemos o dejamos de hacerlas: “Cada vez que dejasteis de hacerlo a uno de estos mis humildes hermanos, dejasteis de hacerlo conmigo” (Mt 25, 45).

 

Con mi sincero afecto y bendición, feliz día del Señor.

 

Atilano Rodríguez, Obispo de Sigüenza-Guadalajara

 

 

 

 

 

El secretario general del Sínodo Diocesano, Ángel Luis Toledano Ibarra, convocó a los responsables de las mesas de ponencia el viernes 17 de julio para tratar sobre las tareas de las cuatro mesas y las condiciones de la posible reanudación de actividades sinodales en los próximos meses. A los relatores de ponencia, Jesús de las Heras, Jerónimo Tabernero, Pedro Mozo y Braulio Carles, les corresponde dirigir cada uno de los equipos que elaboran los cuatro cuadernos de trabajo que estudian los equipos sinodales en la primera fase de actividades sinodales, tal como venía haciéndose con el Cuaderno 0 hasta la obligada interrupción de marzo.

Los dos asuntos principales comentados en la reunión versaron sobre el Cuaderno 1, ya en la fase final de redacción, según Jesús de las Heras, y sobre las determinaciones que el Consejo de Dirección del Sínodo pueda establecer en la reunión programada para el día 2 de septiembre de cara reemprender la marcha sinodal. El título del Cuaderno 1 es “Llamados” y trata sobre la vocación cristiana, fundamentos de la fe, la espiritualidad y la coherencia entre fe y vida.

El Tribunal de Cuentas ha publicado un informe en el que rectifica el que hizo público a comienzo de este año, en el que se cuestionaba la posible falta de justificación de 300.000 euros durante el ejercicio 2017. Este punto, sin embargo, ha quedado retirado definitivamente del informe final. Según afirma el propio Tribunal de Cuentas “la Iglesia ha aportado información sobre el destino de todos los recursos por una cantidad de 265 millones de euros”. En el nuevo informe se constata que “la Iglesia justificó correctamente todo el importe correspondiente a las cantidades recibidas a través de la asignación tributaria correspondiente a ese año”.

El Tribunal de Cuentas recuerda al Estado su obligación de incluir en las sucesivas liquidaciones de la asignación tributaria a favor de la Iglesia “el importe estimado de las declaraciones extemporáneas”, aquellas declaraciones que se presentan en años posteriores.

Después de 15 años que se haya puesto en funcionamiento el nuevo sistema de financiación de la Iglesia, fuentes conocedoras del caso afirman que el Estado “ha dejado de abonar a la Iglesia más de 10 millones de euros de este período”.

En relación a este aspecto, el Tribunal de Cuentas explica en su informe que “debería acordarse el tratamiento de las declaraciones extemporáneas que el Estado pague a la Iglesia lo que corresponde y que aún no se haya liquidado, tal como estipula el marco legal vigente”.

Mediante sendos convenios, la Diputación de Guadalajara y la Diócesis han acordado la colaboración en las obras de rehabilitación de once templos parroquiales y en el mantenimiento del Museo Diocesano de Arte Antiguo. Las dotaciones a las parroquias suman un total de 300.000 euros, que se reparten según proyectos (cubiertas, torres, solados…) y giran en torno a la mitad del coste de cada obra. Se beneficiarán los templos parroquiales de Alarilla, Arbancón, Canredondo, Cendejas de Enmedio, La Yunta, Majaelrayo, Mondéjar, Robledillo de Mohernando, Saúca, Valdegrudas y Yélamos de Abajo.

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps